1.9.08

.
.
.
Difícil me es comenzar esta semana sin referirme al
accidente sucedido el viernes pasado. No logro aún sacar de mi cabeza la tragedia; y uso esa palabra porque creo es la única adecuada. Dolor, impotencia, incredulidad…sobran adjetivos y, sin embrago, la vida sigue. Puede leerse inhumano, pero así es. No sé como sigue para quienes están directamente afectados, pero para quienes vivimos esto como espectadores, rescato la enseñanza primordial que deja los acontecimientos, que para mi es una sola: nada está asegurado. Accidentes hay a diario, más o menos masivos o impactantes, pero a diario, ¿y qué desprendo de ello?, simple: vivir la vida día a día…repetida frase, ¿no?. Vivir la vida profunda e intensamente, sin postergar las cosas importantes, no irse a dormir peleado con algún familiar o amigo, despertar a diario contentos de estar vivos, de tener a quienes amamos a nuestro lado. Parece prédica lo que escribo, pero es tan cierto. La vorágine diaria nos nubla la vista, a veces nos imposibilita disfrutar los pequeños detalles que la componen: un amanecer soleado, llegar sanos a trabajar, tener un trabajo,salir a bailar, una buena conversa, un chiste…aunque no sea el mejor, etc.
Personalmente no busco razones ni respuestas en la vida. De haberlas, creo éstas llegan cuando somos capaces de comprenderlas. Ahora - como escribí en un principio - la vida sigue , claramente para nosotros más simple que para 9 familias. Aún así y dado que sigue, hagamos de ella lo más linda posible.
.
.
.
“La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas.”
Alexandre Dumas (hijo)
.
.
.

1 comentario:

Brujería Tolteca dijo...

Notable blog... fuertísimo y gran reflexión respecto del escrito ademas... la vida se presenta aterradora a veces... por lo que podriamos decir que la vida es... terrorificamente hermosa..sin duda....la pesadilla para esas 9 familias algun dia sera solo eso... una pesadilla... solo falta despertar de la ilusión de la realidad....saludos y te espero... Claudio